Ley de Empleada Doméstica

La ley 26.844 o ley de empleada doméstica, es de carácter nacional y regula el trabajo doméstico en casas particulares.

Por lo tanto esta ley trata sobre aspectos clave en la relación laboral como por ejemplo:

  • Las modalidades de contratación.
  • El período de Prueba.
  • Cual es el horario de trabajo.
  • Hasta donde se permite el trabajo adolescente y la prohibición del infantil.
  • El salario, aguinaldo y horas extras.
  • Las licencias por maternidad, vacaciones, enfermedad.
  • La protección contra el despido.

¿Quiénes están incluidos bajo el régimen de la Ley de Empleada Doméstica?

La ley considera un trabajador de casas particulares a toda persona que preste servicios o ejecute:

  1. Tareas de limpieza del hogar
  2. Tareas de mantenimiento del hogar
  3. Otras actividades típicas del hogar.
  4. La asistencia personal y acompañamiento a los miembros de la familia.
  5. El Cuidado “NO terapeutico” de personas enfermas o con discapacidad.

Hay dos cuestiones importantes respecto de la asistencia o cuidado de miembros de la familia: La primera es que deben convivir en el mismo domicilio del empleador, y la segunda es que deben ser “no terapéuticos”. Es decir que por ejemplo una enfermera profesional, no estaría incluida en este régimen.

¿Quiénes no están incluidos en el régimen de casas particulares?

  • Las personas contratadas por personas jurídicas: Es decir empresas.
  • Los parientes del dueño de casa, o que tengan un vinculo de convivencia no laboral.
  • Quienes realicen cuidados terapéuticos de personas o que requieran de una licencia para hacer dichos cuidados o acompañamiento.
  • Las personas contratadas sólo para conducir vehículos particulares.
  • Quienes convivan con el personal de casas particulares, pero no presten servicios
  • Quienes, además de las tareas domésticas, realicen otros servicios ajenos para el mismo empleador o sus empresas.
  • Las persona empleadas por consorcios, barrios privados y similares.

Modalidades de contratación

La ley prevee estas modalidades de contratación

Personal sin retiro:

Aquel que se hospeda y duerme en el mismo domicilio donde presta sus tareas y que puede tener un único empleador

Personal con retiro:

Aquel que finalizada la jornada de trabajo se “retira” a su propio domicilio

  • Puede tener un único empleador
  • Puede prestar servicios para distintos empleadores

El personal con retiro puede percibir sus haberes por períodos mensuales o ser remunerado a jornal o por hora.

La ley distingue dos situaciones, dependiendo de la modalidad de contratación, en que cualquiera de las partes podrá extinguir la relación laboral sin expresión de causa, y sin generarse derecho a indemnización. Los plazos del período de prueba son:

El período de prueba

  1. Personal sin Retiro: 30 días de prueba
  2. Personal con Retiro: 15 días de trabajo, en tanto no supere los tres meses

También aclara que el empleador no puede usar el período de prueba, más de una vez con la misma persona.

Más sobre la legislación de Empleada doméstica